22 mar. 2019

Cada gota cuenta

La Expo 2020 será inteligente y sostenible gracias a la creación de espacios verdes y el ahorro de agua

La conservación del agua está entre las prioridades de la Expo 2020 Dubai, con un “emplazamiento inteligente”, métodos de riego ingeniosos y el uso bien pensado de especies de plantas locales y adaptadas, que se combinan para garantizar que esta sea una de las exposiciones universales más eficientes en ahorro de agua hasta el momento.

Junto con otras estrategias y tecnologías de sostenibilidad, esto permitirá que el emplazamiento de la Expo 2020 requiera menos de la mitad del agua para mantener parques y jardines que los proyectos comerciales habituales de la ciudad.

Durante la fase de construcción, la Expo ya supera el punto de referencia de la Autoridad de Agua y Electricidad de Dubái por más del 50 %.

Toda el agua utilizada para jardines y vegetación es efluente de aguas residuales tratadas, rica en nutrientes para el crecimiento. Esto es ideal para los 220 000 m2 del vivero de la Expo 2020, donde se cultivan cientos de especies de plantas, árboles y arbustos. Estas joyas de la horticultura que ahorran agua incluyen el arbusto Salam (acacia ehrenbergiana), el árbol Al Ghaf (prosopis cineraria), diversas variedades de palmeras, la planta leñosa perenne Rimth (haloxylon salicornum) y el árbol de incienso (boswellia sacra).

Añada tecnologías de medición inteligente para controlar niveles de agua subterránea y reducir filtraciones y consumo de agua y estará hablando de cómo crear microclimas más saludables, resilientes y sostenibles dentro del emplazamiento de la Expo 2020 con una huella ecológica notablemente menor que el resto de la ciudad.

El compromiso de la Expo 2020 con el control sostenible del agua, en la preparación y durante los seis meses del evento, se alinea con los objetivos del Día Mundial del Agua, el 22 de marzo.

Las iniciativas de la Expo para minimizar el uso de agua contribuyen también en forma directa con uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: garantizar la disponibilidad y la administración sostenible de agua y saneamiento para todos.

La principal estrategia de sostenibilidad de la Expo 2020 tiene como objetivo que el evento sea catalizador del cambio en todo el país, la región y el mundo.