21 ene. 2020

Los bancos inspirados en la caligrafía reinventan el idioma árabe

El trabajo conjunto del famoso arquitecto Asif Khan y la innovadora diseñadora de tipografías árabes Lara Captan convierte palabras provenientes de la colaboración global en útiles obras de arte

El poético idioma árabe se convertirá en impresionantes formas artísticas físicas en la Expo 2020 a través de una serie de interesantes bancos inspirados en la caligrafía que, según sus creadores, envolverán el emplazamiento de 4,38 kilómetros cuadrados “como un poema”.

Los 50 bancos, que se distribuirán por los distritos temáticos del emplazamiento, son el resultado de una colaboración entre el famoso arquitecto británico Asif Khan y la innovadora diseñadora de tipografías árabes que vive en Ámsterdam, Lara Captan, y convierten palabras provenientes de la colaboración global en obras de arte útiles.

Los bancos combinan con pericia diseño y funcionalidad: además de proporcionar lugares donde los visitantes pueden detenerse y disfrutar de las numerosas maravillas del evento, cada diseño deletrea una palabra significativa en una escritura árabe inspirada en la caligrafía tridimensional.

Las palabras para los bancos provienen originalmente de la colaboración global (crowdsourcing) de los usuarios de las redes sociales de la Expo 2020, a quienes se les pidió que seleccionaran las palabras que, en su opinión, representaban mejor a la Expo, sus subtemas (Oportunidad, Movilidad y Sustentabilidad) y a los EAU. Esas palabras luego se perfeccionaron con un grupo de 30 jóvenes profesionales emiratíes, quienes hicieron la selección final y decidieron dónde deberían ubicarse los bancos basados en escrituras en el emplazamiento.

Se ha prestado suma atención a los detalles en todos los aspectos de su diseño, incluido el significado internacional y regional de las palabras, la forma de las palabras al convertirse en bancos tridimensionales, el distrito en el que se ubican y el material con el que cada banco está hecho —por ejemplo, el banco con la palabra para “visión” es transparente, mientras que el banco para la palabra “soñar” se forma con una serie de hamacas—.

El lenguaje físico de los bancos también está diseñado para generar distintos tipos de comportamiento. Algunos bancos cuentan con palabras alargadas para alentar a las personas a sentarse solas y meditar en silencio; otras palabras tienen formas circulares más cortas, diseñadas para suscitar conversaciones y estimular a las personas a que interactúen entre sí.

Además de los bancos diseminados por los distritos temáticos, cuatro palabras elegidas se destacaron como valores universales que pertenecen a todos en el mundo entero. Estos bancos se colocarán cerca de las entradas del emplazamiento, para dar la bienvenida a las personas.

Cada banco llevará una placa que explicará su significado, mientras que las palabras utilizadas para crear los bancos aparecerán en una gama de prendas de vestir de la Expo 2020.

Khan —el gran arquitecto británico responsable de la esfera pública de la Expo 2020— es conocido por obras que incluyen el edificio más oscuro del mundo, y MegaFaces, un pabellón con una fachada cinética en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi en 2014, que utilizó 11 000 pantallas LED color para recrear el rostro de las personas que visitaron el edificio.

Captan —para quien la escritura árabe está “hecha con movimientos interiores” y ha trabajado durante años en la modernización y el mantenimiento de la relevancia cultural en la tipografía árabe— utilizó una cuadrícula en forma de diamante exclusiva de la tipografía árabe como base para diseñar las formas de las palabras que se convirtieron en los bancos terminados.

Es otro ejemplo de cómo la Expo 2020, una celebración única del arte, la cultura, la música, la arquitectura, la tecnología y mucho más, será una muestra única de la lucidez y los logros humanos, y transformará el simple acto de sentarse en algo más profundo y significativo.