21 ene. 2020

Se completó la cúpula del Pabellón de la Sustentabilidad

El Pabellón de la Sustentabilidad de la Expo 2020, gran amante del sol, ya tiene su sombrero puesto, ¡hurra!

La cúpula brillante y circular de Terra, el Pabellón de la Sustentabilidad, destinada a convertirse en uno de los hitos más reconocibles de la Expo 2020, se completó con la instalación del último panel solar, el n.° 1055.

La colocación del último panel de la cúpula de 130 metros de ancho, un momento memorable en la construcción del vasto emplazamiento de 4,38 kilómetros cuadrados de la Expo 2020, finalizó un proceso que tomó varios meses y en el que se trabajó desde el interior de la cúpula hacia el borde.

Los paneles solares permiten que el pabellón genere cuatro gigavatios-hora de electricidad por año —suficiente para que un Nissan Leaf conduzca medio camino hasta Marte, o para cargar 900 000 teléfonos móviles—.

Parte de la misión del pabellón es mostrar cómo podemos vivir de una manera más sustentable, y la naturaleza ingeniosa del propio edificio demostrará al mundo cómo podemos establecer nuevos estándares para la arquitectura y la construcción que sean realmente sustentables.

Los visitantes del pabellón recorrerán un camino que cuenta la encantadora historia de la relación de la humanidad con la naturaleza y el impacto que tenemos sobre ella. También tiene por objetivo lograr que los visitantes comprendan los efectos de sus acciones y se conviertan en agentes del cambio.

Diseñado por Grimshaw Architects, con sede en el Reino Unido, está planificado que el pabellón cumpla con los estándares de construcción ecológica de Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental (Leadership in Energy and Environmental Design, LEED) Platinum, la acreditación más alta disponible para la arquitectura sustentable.

Las instalaciones contarán con una variedad de innovaciones sustentables, que incluyen ingeniosas técnicas de riego, un sistema de reciclaje de aguas residuales domésticas, plantas locales para reducir el uso del agua un 75 %, ‘árboles energéticos’ equipados con paneles solares que rotan, como un girasol, para seguir al sol y un árbol de agua que producirá agua a partir del aire circundante.

Parcialmente subterráneo, el pabellón en general estará más fresco que la temperatura ambiente, mientras que la cúpula también lo protege del sol.

Como parte de los planes de legado, el edificio permanecerá en el Distrito 2020 como un centro de ciencias para niños que educará e inspirará a las generaciones futuras.

Los paneles solares instalados están actualmente cubiertos de plástico para protegerlos de los elementos hasta el gran momento en que se conectarán para comenzar a generar electricidad para el pabellón más adelante este año.

Este es otro ejemplo de cómo la Expo 2020, una celebración única del arte, la cultura, la música, la arquitectura, la tecnología y mucho más, será una muestra única de la lucidez y los logros humanos, e inspirará a millones de visitantes de todo el mundo a crear un futuro mejor para nuestro planeta.

Más información